Páginas

martes, 16 de septiembre de 2014

El Albañil

Con afecto de Ruth Vásquez
Imágenes Educarte

Un hombre muy rico que un día llamo a su capataz y le dijo que el iba a salir en un largo viaje y que durante su ausencia quería que el le construyera una nueva casa. El hombre rico le pidió que le construyera una buena casa, que usara los mejores materiales y le dijo que el le pagaría por todos los gastos y la mano de obra a su regreso.

El capataz decidió que era absurdo trabajar tan duro, esforzarse tanto o emplear los mejores materiales cuando el dueño no estaba allí para supervisarlo.

Entonces comenzó a trabajar con menos precisión, a prestar menos atención a los detalles y comenzó a usar materiales de menor calidad, más baratos y a malgastar y derrochar vanamente el dinero que de esta manera ahorraba.

Cuando el dueño volvió de su viaje le pago por todos los recibos, por los materiales y por el tiempo trabajado.
Y luego le pregunto:
"ESTAS SATISFECHO CON LA CASA QUE ME HASCONSTRUIDO".


Cuando el capataz le respondió afirmativamente, el dueño le respondió
"Me alegro que asi sea porque la casa es tuya. Puedes vivir en ella por el resto de tu vida.

Conclusión: Tú estas construyendo tu vida desde que naciste. Tu vida es tu Casa. Estas viviendo en una Casa que es tu Vida

Cabe hacerte la pregunta....
¿Esta construyendo la clase de casa de la cuál puedes estar orgulloso de vivir por el resto de tu vida o estas usando materiales de baja calidad,

domingo, 14 de septiembre de 2014

Manuelito no quiere ir de paseo, de Antonio Goicochea

Cuento de Antonio Goicochea Cruzado
Imagen: Educarte
-¿Qué es lo que le pasa a Manuelito?- decía para sí la profesora Magna, al observar que ahora no se integraba al grupo que preparaba vituallas para el paseo a Rumichaca, no obstante que él era siempre el más colaborador de la clase.
-¿Manuelito, por qué no trabajas con el grupo?
-No voy a ir al paseo, mi buena señorita Magna.
-¿Pero por qué? ¿Podrías decirme tus razones?
-No deseo ir, señorita.
-¿Pero por qué?-, insistió la profesora.
-No quiero ir, señorita y punto.

Ante esa cortante respuesta, la profesora, permitió su actitud y le sugirió, como que era amante de la lectura, que se entretuviera en sus libros favoritos en la Biblioteca del Aula. Ya en la hora de recreo la profesora aprovechó para conversar con la directora. Le hizo conocer su extrañeza por la inusual conducta de Manuelito. Enterada la directora, ella, propuso ir a conversar con la mamá.

En las fichas de matrícula conocieron la dirección domiciliaria; y, decidieron que el

martes, 9 de septiembre de 2014

La sabiduría del águila

Con afecto de Ruth Vásquez
Imágenes Educarte

El águila es el ave con mayor longevidad de esas especies.
Llega a vivir 70 años, pero para llegar a esa edad, a los 40, debe tomar una seria y difícil decisión.

A los 40 años, sus uñas están apretadas y flexibles y no consigue tomara sus presas de las cuales se alimenta. Su pico largo y puntiagudo, se curva, apuntando contra el pecho.

Sus alas están envejecidas y pesadas y sus plumas gruesas. Volar se hace ya tan difícil!


Entonces, el águila tiene solamente dos alternativas: morir o enfrentar un dolorido proceso de renovación que durara 150 días. Ese proceso consiste en volar hacia lo alto de una montaña y quedarse ahí, en un nido cercano a un paredón, en donde no tenga la necesidad de volar.

Después de encontrar ese lugar, el águila comienza a golpear su pico en la pared hasta conseguir arrancarlo. Luego debe esperar el crecimiento de uno nuevo con el que desprenderá una a una sus uñas.

Cuando las nuevas uñas comienzan a nacer, comenzará a desplumar sus plumas viejas. Después de cinco meses, sale para su vuelo de renovación y a vivir 30 años más.

En nuestras vidas, muchas veces tenemos que resguardarnos por algún tiempo y comenzar un proceso de renovación para continuar un vuelo de victoria, debemos desprendernos de costumbres, tradiciones y recuerdos que nos causaron dolor.


Solamente libres del peso del pasado podremos aprovechar el resultado valioso que una renovación siempre trae.

domingo, 7 de septiembre de 2014

MAÑANA JUNTAREMOS MILLASHCUROS

Cuento de Antonio Goicochea Cruzado
Imagen EDUCARTE
            Cinco horas le consumieron el escabroso y largo camino. La señorita Gaby volvió a su escuelita rural después de una semana de justificada ausencia. Trajo a cuestas, sudorosa, además de sus semanales vituallas, un rollo de láminas.        
            Después de las rutinas de inicio semanal: formación, saludo a la bandera, himno nacional, oración matinal; desempolvó una lámina vieja del anaquel de la dirección, abandonada hacía varias décadas, donde se veía a un tren junto a un letrero de cuatro círculos que decía: ojo, pare, cruce, tren, e inicia la clase LAS REGLAS DE TRÁNSITO, ayudándose, además, del rotafolio traído.
            -Mañana comeremos papa, quesillo, huacatay y rocoto. Decía para sus adentros Manuel.
            Muy locuaz la señorita explicó las reglas. El rotafolio se iniciaba con la lámina de un policía con guantes, correa y caso blancos, la segunda lámina presentaba un cruce de calles de una gran ciudad, la tercera un semáforo solo. La lámina del tren la colgó en un clavito que había en una pared lateral del aula.
            A reojo los alumnos miraban la lámina del tren. No conocían ni barcos, ni trenes. Solo conocían camiones que veían en la lejana carretera, al frente, en el otro cerro; y, a los aviones que veían chiquitos por los aires. De pronto un alumno

martes, 2 de septiembre de 2014

Aférrate a lo que realmente importa en la vida

Con afecto de Ruth Vásquez
Imágenes Educarte

  • Aférrate a la fe porque es la fuente de la creencia de que todo es posible.  Es la fibra y la fortaleza de un alma confiada.
  • Aférrate a la esperanza porque destierra la duda y da lugar a actitudes positivas y alegres.
  • Aférrate a la confianza porque se encuentra en el corazón de las relaciones fructíferas que son seguras y satisfechas.
  • Aférrate al amor porque es el don mas preciado de la vida, porque es generoso, se preocupa y da significado a la vida.
  • Aférrate a la familia y a los amigos porque son las personas más importantes en tu vida y porque hacen del mundo un lugar mejor. Ellos son tus raíces y la semilla de la cual creciste, son la vida que ha crecido con el tiempo para alimentarte, ayudarte a seguir tu camino y permanecer siempre cerca de ti.
  • Aférrate a todo lo que eres y a todo lo que has aprendido, porque esto es lo que te convierte en un ser singular. No menosprecies lo que sientes y lo que crees que es bueno e importante, tu corazón te habla con más fuerza que tu mente.
  • Aférrate a tus sueños, alcánzalos de manera diligente y honrada. No temas nunca al camino más fácil ni te rindas ante el engaño.
Recuerda a otros en tu camino y dedica tiempo para atender sus necesidades.


viernes, 29 de agosto de 2014

EL LANDARUTO, por Antonio Goicochea

Tradición sanmiguelina
Escribe: Antonio Goicochea Cruzado
Imagen: EDUCARTE
El landaruto, es la fiesta familiar que se hace en el primer corte de cabello de un niño, preferentemente en el área rural. Suele realizarse en el cumpleaños, entre el segundo y el quinto. Para ello se escogen los padrinos entre las amistades o familiares con mayor posibilidad de hacer buenos regalos. En algunos casos puede ser que el familiar o amigo pida ser el padrino de corte de pelo.
La víspera de la ceremonia, la mamá ha mingado a las vecinas o amistades de mayor confianza para hacer los preparos para la comilona. El papá se ha encargado de contratar a la banda típica de músicos o al mejor equipo de sonido del lugar. Los cuyes cuelgan de poste a poste, las gallinas rebosan las lipas.
Llegado el día, por la mañana, las mingas llenan  las pailas de papas peladas, hacen sonar los batanes en la molienda de condimentos y rocoto y barren la casa.

Antes que el sol se oculte, el papá, estrenando sombrero de palma y poncho merino, botella en mano recibe a los invitados. Ya se dejan escuchar los acordes musicales, que van poniendo el ánimo en punto.
Por la noche, la madre, ataviada con el mejor traje y con sombrero nuevo de palma, es ubicada en una silla en el lugar más destacado de la sala, que puede ser también al centro, carga en faldas al niño, al cual se le han amarrado mechoncitos de pelo (shimbas), los más que se han podido para dar oportunidad de más cortes.
Los padrinos, marido y esposa, con tijeras en mano, cortan sendos mechoncitos

martes, 26 de agosto de 2014

Henry Ford y su Motor V-8

Con afecto de Ruth Vásquez
Imágenes Educarte

Hace años, Henry Ford decidió desarrollar el ahora célebre motor conocido como V-8. Quería construir un motor con los ocho cilindros fundidos en un solo bloque.
Dio instrucciones a los ingenieros en el sentido de que proyectaran semejante motor. Los ingenieros afirmaron como un solo hombre que era de todo punto IMPOSIBLE fundir un bloque de motor de ocho cilindros en una sola pieza.

"Háganlo de todos modos", les dijo Ford.
"Pero es que no es posible", replicaron ellos.

"Pongan manos a la obra
-les ordenó Ford- y sigan esforzándose hasta que lo consigan, no importa el tiempo que haga falta".
 
Los ingenieros pusieron manos a la obra. No tenían más remedio que hacerlo, si querían seguir perteneciendo al equipo de la Ford.
Transcurrieron seis meses sin que lo lograran.
Transcurrieron otros seis meses y tampoco lo consiguieron.
Cuanto más lo intentaban, tanto más"imposible" parecía.
"A finales de año, Ford se puso en contacto con sus ingenieros.
Una vez más, éstos le informaron de que no habían sido capaces de cumplir sus órdenes.

"Sigan trabajando -les dijo Ford-.
Lo quiero y lo tendré".
¿Y qué ocurrió?

viernes, 22 de agosto de 2014

Adonde fueres, haz lo que vieres, cuento por Antonio Goicochea

Cuento de Antonio Goicochea Cruzado
Imagen: Educarte
Ahora, que conocería Rioja, tierra de los ancestros de su adorada Vidalina, se conduciría de la mejor manera, seguiría la conseja: “Adonde fueres, haz lo que vieres”, que siempre lo escuchó de sus mentores; y, teniendo como guía esta sentencia popular para su actuar en mundos desconocidos, se planteó Macedonio, participar en todas las actividades de su nueva familia, como un miembro más, para que no fuera visto como un “adecentado” o como un estorbo.

Macedonio Quiroz y su idolatrada Vidalina Iberico, venían desde Cajamarca, sorteando peripecias angustiantes en el camino, a lomo de mulas y con un arriero como guía, pasando por Celendín y Chachapoyas, llegaron a Rioja, él a conocer los ancestros de la consorte y ambos a celebrar un año de feliz matrimonio.

Pasada la efusión de la bienvenida, doña Filiberta, mamá de Vidalina, hacía los preparativos para hacer el típico plato poroto